jueves, 11 de mayo de 2017

Tasa de Referencia: de 4.25% a 4.00%

Tras quince meses de mantenerla en 4.25%, el Banco Central de Reserva (BCR) redujo hoy a 4.00% la tasa de interés de su política monetaria.

La disminución estaba prevista, teniendo en cuenta la desaceleración que ha registrado la economía por efecto de los desastres naturales, y que ya se notó en la muy débil tasa de crecimiento del producto bruto interno (PBI) en febrero, ascendente a un magro 0.74%.

Y se explica aún más por el dato claramente negativo que se espera en marzo, y que pondrá fin a un largo período de crecimiento, de 91 meses consecutivos.

El BCR, al igual que los otros bancos de su tipo, efectúa su manejo monetario tratando de mantener delicados equilibrios en materia de precios, de crecimiento de la producción y de movimiento de capitales en el sector externo, para evitar, por ejemplo, que un nivel demasiado bajo de la tasa de referencia genere presiones inflacionarias, que uno demasiado alto restrinja excesivamente el crédito, o que una alza o baja propicie bruscas entradas o salidas de capitales especulativos (de corto plazo).

Luego, a través de los créditos de corto plazo que otorga a las entidades financieras, induce a que el costo del dinero se acerque al nivel señalado.

Si bien es deseable mantener sin variaciones la tasa, para que los agentes económicos tengan una señal clara de estabilidad en materia del costo del dinero, en ocasiones se hace imperativo modificarla ligeramente, con el fin de contribuir a que la economía enfrente con éxito situaciones adversas. Así, cuando ésta muestra indicios de enfriamiento, el banco central suele reducir la tasa, en tanto que cuando muestra signos de recalentamiento (reflejados en una creciente inflación), más bien la incrementa.

Esta vez, teniendo en cuenta que la inflación exhibió en abril una tasa negativa (que probablemente se repita en mayo), ha decidido salir a apuntalar un poco la alicaída actividad productiva, con una disminución razonable, que no implica mayor distorsión en la actividad económica ni envía señales inadecuadas a los agentes económicos.

Y probablemente deje allí su tasa, pues la inflación, si bien se aquietó últimamente luego de los embates de la naturaleza que perjudicaron la oferta de bienes, aún debe ser enfrentada con firmeza para que retorne al rango meta establecido, de entre 1 y 3%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog