sábado, 22 de abril de 2017

Una Futura Gran Línea de Transmisión

En su afán de transportar la electricidad (desde las centrales de generación hasta los lugares de consumo) de manera cada vez más eficiente, nuestro país está extendiendo sostenidamente su red de líneas de transmisión a 500 kilovoltios (KV), es decir a 500 mil voltios.

Estas líneas, al operar a una tensión mucho mayor que las de 220 KV (anteriormente las de mayor capacidad empleadas en el Perú), pueden conducir casi diez veces más electricidad, y por ende reducir de forma notable la pérdida de energía y el alto costo que se deriva de ello.

En junio del año 2011 se puso en operación la primera, de 90 kilómetros de largo, entre las subestaciones de Chilca (al sur de Lima), La Planicie y Zapallal (al norte de la capital).

Luego, en diciembre del 2012 se inauguró la línea Zapallal-Trujillo, de 530 kilómetros de largo, y en julio del 2014 la línea Trujillo-La Niña (Chiclayo), de 325 kilómetros. Con ambas, la costa norte del país quedó convenientemente reforzada en el aspecto eléctrico.

Por último, en septiembre del 2014 se puso en marcha la más extensa, la de 884 kilómetros que discurre entre Chilca (sede del gran parque de centrales térmicas que operan con el gas de Camisea) y Montalvo (en el departamento de Moquegua), pasando por Marcona (en Ica).

Y ahora se viene la más larga de todas: la línea de 912 kilómetros Mantaro-Marcona-Socabaya-Montalvo. Al igual que la anterior, transportará energía hacia el sur del país, pero ya no partiendo del polo energético de Chilca, sino de la gran hidroeléctrica del Mantaro.

En septiembre del 2013 se firmó el contrato por el cual el Consorcio Transmantaro (perteneciente al grupo colombiano ISA) se comprometió a diseñarla, financiarla, construirla, operarla y darle mantenimiento durante los treinta años de vigencia de la concesión. Luego, en noviembre del 2015 se inició su construcción, que demandará más de US$ 400 millones.

Ello permitirá que a fines del presente año los departamentos del sur reciban un potente refuerzo en materia energética, y que nuestro país, que hasta mediados del 2011 no tenía ni un kilómetro de líneas de esta gran capacidad de conducción, pase a tener más de 2,700.

Y el proceso de expansión no se detendrá allí, pues, como se aprecia en el gráfico, están previstas otras, como la que partiendo desde el Mantaro enrumbará hacia Junín, Huánuco, San Martín, Cajamarca y Lambayeque, y la que saliendo desde ese mismo punto se encaminará hacia Inambari, atravesando el departamento del Cusco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog